Desde hace más de nueve años, organizamos con el alumnado del IES San Blas de Aracena distintos voluntariados en la zona: En nuestro pueblo, en el Asilo de ancianos Nuestra Señora de los Ángeles; en Cortegana, con las personas con discapacidad de la asociación de Paz y Bien;  y en Tánger, en distintos proyectos, la mayoría auspiciados por la diócesis de esta ciudad.

 

Nuestro objetivo en estos voluntariados es doble:

-Por un lado y en primer lugar, ayudar a las personas con las que trabajamos, sobre todo con nuestra compañía, escucha y cariño. Y, si es el caso, con nuestro trabajo y recursos materiales.

 

-Por otro lado, fomentar en los jóvenes que participan el espíritu de servicio y la generosidad; y ayudarles a madurar y a crecer en sensibilidad y agradecimiento hacia todo lo que han recibido en la vida.

 

Yala significa en árabe "vamos". Es una palabra que escuchamos con frecuencia los que hemos tenido la suerte de participar en los distintos voluntariados de Tánger. Se le dice a los niños para que coman, a las personas con discapacidad para que caminen, a los amigos para que vengan, etc. 

 

Fue precisamente uno de nuestros alumnos quien tuvo la idea de llamar a nuestra asociación "Yala", como una forma de animarnos a seguir avanzando, a pesar de los obstáculos que nos encontramos en el camino y de las dificultades en las que se hallan las personas con las que trabajamos.

 

Desde entonces nos decimos también a nosotros mismos ¡Yala!, ¡Vamos!, siempre en plural, pues este es un proyecto de todos, de alumnos, padres, profesores y amigos. Ya que sólo entre todos podemos seguir avanzando, creciendo, ayudándonos, acompañándonos en la adversidad, en los retos, y en los sueños y proyectos de la vida, con la certeza de que cada persona alberga un número ingente de dones que aportar, al margen de las circunstancias y de la edad que tenga; y es sólo al sacar toda esa belleza que cada uno lleva dentro, cuando descubre la propia y verdadera identidad: la de un ser bonito, valioso, necesario para el mundo. Por eso, con nuestra joven asociación nos decimos unos a otros !vamos!, ¡Yala!: atrevámonos a descubrir la profunda felicidad que existe en el hecho de dar y de darse.

IMG-20190914-WA0011.jpg

YALA!

NUESTRA HISTORIA